La armonía de los ambientes del hogar está relacionada no sólo con la elección de determinada línea de mobiliario (moderna, minimalista, antigua, retro), sino también con la posibilidad de imponer líneas personales que otorguen a la vivienda una atmósfera diferente. Los detalles son fundamentales y la mezcla de los estilos moderno y antiguo, por ejemplo, ofrece la posibilidad de conjugar objetos de diferentes épocas.

El estilo de un hogar se centra en el gusto personal al decorar las estancias y en lograr una conjunción estética entre los muebles y objetos que la componen.

Si intenta añadir muebles antiguos en una sala donde prevalece el estilo moderno conviene optar por objetos no demasiado recargados de adornos para que no rompan la armonía del espacio. Una conjunción adecuada entre lo nuevo y lo viejo es el secreto.

Abrir chat
! Escríbeme !