Tapizados de un sofá

Cuando la tapicería de un sofá se deteriora, aparece el dilema de si es mejor comprar uno nuevo o tapizar el sofá. Entre las ventajas de tapizar un sofá destacan la posibilidad de personalizar el sofá para adaptarlo a la decoración y al estilo de la estancia, y la posibilidad de restaurar un mueble antiguo o con valor sentimental. Tapizar un sofá no solo es útil cuando éste esté deteriorado, sino que es una oportunidad para renovar el espacio y adaptarlo a los gustos y necesidades.

Uno de los aspectos que habrá que tener en cuenta cuando se quiera tapizar un sofá es que se trata de un trabajo complicado y que requiere cierta maestría: es fundamental que sea un trabajo realizado por profesionales con experiencia, por tapiceros que lleven años realizando este tipo de labores. Para cambiar el tapizado de un sofá, además de la tela, también puede ser necesario cambiar el relleno cuando éste haya perdido forma o esponjosidad: en estos casos es recomendable elegir una espuma de alta densidad para que sea duradera.

Hay piezas que reviven con éxito gracias al fantástico tejido que las envuelve y al modo en que lo hace. En Tapicería Junquera, te mostramos propuestas de cómo un mueble puede cambiar con su presencia el argumento de una estancia.

Infórmate sin compromiso. 697 12 29 69

Add Your Comment